domingo, 14 de octubre de 2012

King Crimson - Discipline

*

Comenzar a trabajar -otra vez- alteró completamente mi estado de ánimo. En la oficina me muestro con buena onda y feliz. Una postura fingida. Ni bien salgo, a las 18, me encuentro como realmente estoy, con cara larga y mal humor. El día perdido. Llego a casa re cansada. Ahora pienso. Todo el tiempo en el que me leyeron quejándome en el blog, en realidad estaba perfecta. Sí, sé. Si tuviera un accidente la semana próxima y quedara paralítica pensaría que hoy soy feliz. La conclusión es que independientemente de cómo se sienta actualmente, siempre se puede estar peor.
Jaaaa qué carácter de m.... tengo.

lunes, 8 de octubre de 2012

A partir...

... del jueves me cae una vida normal.
Tengo qué. Ordenar mis cosas. Ahora voy a tener poco tiempo. También comprar ropa de oficina.
¡No tengo ganas!

Hace poco más de un mes que no tengo sueños lúcidos ni experiencias raras.

miércoles, 3 de octubre de 2012

Oficina

Ante la inminente vuelta y en un acto mezcla de pavor, desazón, desesperación, decidí tentar a mi suerte. Hace un mes empecé a jugar al quini 6. Lo sé. Es cualquiera. Pero no puedo quedarme de brazos cruzados así. Sin más ni más.