martes, 28 de febrero de 2012

Dormir

Como siempre fui de dormir mucho y ahora que no trabajo más aún estuve investigando sobre el tema. Encontré en internet un método para dormir menos tiempo. Consiste en dormir media hora cada cuatro. Y como estoy muy pero muy al ped. lo voy a probar. Hoy.
En la página explicativa del método había comentarios de todo tipo. Desde gente que dice haberlo experimentado y que se siente mucho mejor y blabla hasta gente que opina que puede ser algo muy nocivo:  durante el sueño el cuerpo realiza procesos importantes para el cuerpo humano y también blablabla.
No sé. Hoy lo voy a probar yo. Por un par de días. Primero pasemos éste.
Me tocaba dormir de 0 a 0.30 y con la luz ya apagada me dio un ataque de risa. Pasaron 5 minutos. No podía concentrarme y dormir. Finalmente, entre una cosa y otra pasé la primera etapa del sueño completamente despierta.
Ahora debo esperar hasta las 4.30 de la mañana para la próxima media hora.

lunes, 27 de febrero de 2012

Hoy

Parece una maldición. No puedo irme de casa. La casa donde nací. Donde vivieron mis abuelos. Mi tío. Cuando era niña. Mi papá que ya no está. Mis hermanas que tampoco. Por otras causas. Cuando era chica éramos una familia. Quedamos pocos. Otros, se fueron para siempre. 
Quedó la casa. 
Vieja. 
Casi vacía. 

domingo, 19 de febrero de 2012

Hoy

Mi cuerpo está triste.
No sé qué decirle. Cómo ayudarlo.
¿No confía en mí?
Cómo voy a protegerlo si no sé.
Me dí cuenta porque llora.
Inesperadamente.
Desayunábamos. Leíamos el diario.
Y de pronto lo escuché.
Mi cuerpo me desconcierta.
Me preocupa.
Me asusta.

No sé si reir. Restándole importancia.
No sé si llorar y hacerle compañía.

lunes, 13 de febrero de 2012

Escribiendo

Saben que estoy con bastante tiempo libre. También que no lo estoy aprovechando como imaginaba que podría hacerlo cuando no lo tenía. No sé si echarme la culpa a mí, al tiempo o las dos cosas. Porque creo que saben que no me gusta el verano y prefiero el frío. Con temperaturas altas no tengo ganas de hacer nada. Con bajas casi siempre quiero hacer todo. Paso la mayor parte del tiempo bolud.... en mi cuarto, leyendo, teniendo sexo conmigo (porque me quiero mucho) etc, etc. Las clases en el conservatorio comienzan en abril y si bien tendría que estar estudiando todos los días con este calor -Imposible.
Pensando qué hacer para ocupar mis horas, empecé a escribir una novela. Todavía no sé cuál será el argumento. Pero sé algunas cosas. Quiero escribir una novela negra. Así que alguien debe morir. Sé que quiero utilizar el argumento como excusa para presentar a los protagonistas que serán tres personas jóvenes. Una chica, dos varones. Tengo escrito el prólogo, que posiblemente cambie más adelante. Y comencé con las caracterizaciones de los protagonistas. Yo no sé escribir, nunca lo hice. No sé en qué va a quedar este proyecto. Pienso tomar el tiempo necesario para no escribir cualquier pelot.... Es muy gracioso haberme dado cuenta que a los protagonistas los defino con características mías y eso no me gusta, aunque me es difícil no caer en ese error. También me di cuenta que debo tener una especie de obsesión con el sexo, porque escribí muy poco y todos los caminos me conducen "ahí". Esto me causó gracia, pero tengo que ponerme un límite. Y en fin... en eso ando.
Sabrina.