lunes, 17 de septiembre de 2012

**

Tengo ganas de abrir un nuevo blog que sea casi exclusivamente de sexo. El problema es que si bien quiero escribir sobre el tema a la vez es algo que me averguenza. Creo que por dos motivos. Uno lógicamente por el tema en sí y otro porque me averguenza que me interese tanto. Y me cuesta despegarme. Incluso aunque escriba ficción no puedo evitar pensar en mí mientras escribo y siento que me expongo demasiado, me pregunto por qué escribo lo que escribo, por qué necesito que otros lo lean y en fin. Me pongo colorada, casi antes de escribir el primer renglón o me agarran ataques de risa nerviosos, como si alguien me estuviera mirando. Es bastante absurdo lo que me pasa. Cuando leo una novela de género negro, yo no pienso que el escritor es un asesino serial encubierto o algo así... ¿cómo puede ser que me cueste ser un poco más libre incluso tratándose de literatura?

10 comentarios:

El peor dijo...

Lo llamativo es que le cueste ser libre aun desde el mismo anonimato.. Yo la aliento a que de rienda suelta a esos instintos..

Sabrina dijo...

Sí, es verdad. Es que la verguenza es conmigo! jajajaj soy muy gil!

Julián dijo...

Me imagino a Bioy Casares riendose de verguenza escribiendo: "Hoy, en esta isla, ha ocurrido un milagro".

Igual, tus textos son muy buenos.

Elcaligrafista dijo...

Son buenas preguntas las tuyas. Mi blog no es de sexo es de sensualidades. Quizas es sutil la diferencia pero hace.

Yo pienso que si escribiría de sexo podria darme verguenza tambien, pero pienso que en la sutileza de "lo sensual" se puede uno esconder mejor y a la vez sensualizarse y sensualizar a otros.

Como dice el filosofo: "somos los otros" y por eso escribimos para nosotros pensando en otros (aunque sean abstractos y desconocidos).

Yo te animo. Escribe un par de entradas y lo evaluas, luego sigues o cierras el blog... Nada es blanco o negro ¿no?

mi beso

Pd. Tú ya eres sensual, solo tienes que contarlo.

Sabrina dijo...

Hola Julián ¡Gracias! aunque no puedo evitar decirte que exagerás con eso de "textos muy buenos".
Un beso,


Caligrafista:
Tomo tu consejo, aunque no creo que pueda seguirlo. Cuando quiero escribir sobre sexo casi siempre puedo hacerlo de una forma "pura y dura" jajaja, aunque claro, trato de salvaguardar de alguna manera la femineidad.
Hoy empecé a escribir algo, y si bien todavía no llegué a ninguna escena difícil, estoy divirtiéndome mucho.

Elcaligrafista dijo...

"Escena difícil" pareces mi tía Teresa!! jajaja

mi beso. (a ver cuando vemos a la luz esas escenas)

Sabrina dijo...

Bueno, vamos a ver si más tarde seguís opinando que me parezco a tu tía Teresa! jajajajaj

Elcaligrafista dijo...

Agosto, pleno agosto. Un calor de morirse. Hora de la siesta. Yo llego y escucho gemidos en el living. Entro, y la tía Teresa estaba viendo una peli porno y habrá pensado que yo era el tío Julian, porque sin mirarme dice:

"Esta parte me encanta" (cuando un senor de piel muy morena agitaba su miembro dentro de la boca de la rubia disfrazada de caperucita roja) y sin dejar de mirar dice: "es una escena dificil".

Y yo largé la carcajada (y la tia se quedó blanca y manoteaba el control de la tele y la rubia gemia y la tia no sabia donde meterse y el control de la tele no aparecia por ningun lado) jajajajaja.

(bueno, esta anecdota si quieres no la publiques!!)

mi beso....

Sabrina dijo...

Ah, bueno, por ahí sí me parezco un poco a la tía entonces! jaja

José A. García dijo...

No se trata de ser libre, o liberal, sobre tal o cual tema. Sino de sentirte cómoda con lo que estás escribiendo. Y eso se logra escribiendo desde la confianza con uno mismo.

Eso, creo, es todo el truco.

Saludos

J.