jueves, 30 de agosto de 2012

Sueño lúcido


Hoy.
Todavía no entiendo bien qué es lo que lo provoca. Hacía más de un mes que no ocurría. En todo este tiempo medité durante todas las mañanas. A veces, también por la noche. Hubo momentos en que alcancé grandes estados de concentración y sentía que me quedaba dormida, manteniendo la consciencia, pero no pasaba nada. Veía todo negro.
Hoy ya había dejado de meditar. Todavía estaba acostada boca arriba y giré mi cara hacia la izquierda; en ese momento sentí que iba a pasar. Es rarísimo. No estaba meditando. Sentí algo sobre mi cara y mi garganta. Sobre todo sobre mi garganta. Es algo que me deja en un estado KO. Es como si me transportara de alguna manera y me siento dormida pero a la vez totalmente despierta. Como ya identifico la previa al momento me quedo muy quieta y concentrada esperando. Vi todo oscuro. Y en unos segundos volvió a pasar por segunda vez. Volví a sentir esa fuerza sobre mi cara y garganta que me dejó más K.O. que antes. Entonces miré la oscuridad y vi un ojo. Re contra nítidamente. Era un ojo en blanco y negro. Seguí mirándolo y comenzó a moverse hasta que se convirtió en un pájaro que volaba. Volaba en la oscuridad. Yo lo miraba y en un momento lo vi mejor porque pasó por delante de una nube blanquísima. De pronto era de día y el cielo que veía era de un celeste hermoso y la que volaba era yo. A una velocidad increíble pasé por una playa muy linda de arena y mar muy claros… y luego volé sobre una ciudad de edificios muy altos. Vi a un chico que estaba esperando poder cruzar una avenida. Y pensé si podría verme. Me di cuenta que estaba volando sin ton ni son al menos sin mi ton o son. Comencé a bajar a mucha velocidad y casi choco a una pareja que caminaba por la calle. Les pasé raspando y gritando “Uhhhhhhh”, di delante de ellos una vuelta carnero y otra más. Entonces comencé a pensar que dónde estaba, que adónde iba, que qué iba a pasar ahora, qué cuánto tiempo habría pasado, fue un segundo en el que de pronto me sentí muy insegura y entonces volví.
Casi todas las veces pasa lo mismo. Está todo bien hasta que me acomete un sentimiento de inseguridad muy fuerte y entonces mi cuerpo vuelve en una milésima de segundo y luego abro los ojos. Hoy lo hice con una sonrisa enorme. Estuvo buenísimo.

6 comentarios:

Elcaligrafista dijo...

Un alma gobernada por un peyote lunar...


mi beso

gustavo zuritz dijo...

Hola Sabri!

Que lindo lo que viviste! cuando salís del cuerpo la sensación es esa, la de volar o desplazarse. Estás en una zona donde el tiempo y el lugar se experimentan de forma más real, en segundos podés viajar años luz o km hacia pasados o futuros posibles. Estaría bueno que antes de despegar tuvieras un propósito, de esa manera a lo mejor no sentirías esa inseguridad de estar ahí sin saber por qué.

Te dejo un link que tienen imágenes sueltas parecidas a lo que sentiste.

http://www.youtube.com/watch?v=o2wGeMw-NEs

Un beso grande!

Sabrina dijo...

Hola Caligrafista! jaaa me hiciste dar risa, qué divertido ser dirigida por un peyote lunar!
Otro beso para vos.

Hola Gustavo: ahora voy a mirar el video, gracias!
A vos te pasó ésto de salir de tu propio cuerpo?
Mirá yo traté de tener proopósitos desde antes, pero todavía no sé manejarme en ese estado. De hecho es la primera vez que me pasa esto de salir directamente y encontrarme en algún lado que desconozco. En gral. la experiencia es la de salir y quedarme dentro de mi propio cuarto, verme (desde afuera) durmiendo en mi propia cama, etc. Las primeras veces pude salir atravesando directamente la puerta o la pared pero las últimas veces que lo intenté las choqué y no pude. Creo que es por esto de sentirme insegura...
Por otra parte, ni siquiera sé muy bien por qué es que a veces puedo tener esta experiencia y otras (la mayoría de las veces) lo intento y no pasa nada. No entiendo por qué haciendo lo mismo a veces sucede y otras no...
En fin, jajajja es una locura ésto!
Besos para vos también,

gustavo zuritz dijo...

Jajajaja parece una locura, pero no lo es, no es casualidad que tengas esas experiencias, nadie trae un don o un conocimiento (que muchos olvidan cdo nacen) a esta vida al pedo, sólo vos sabés muy adentro tuyo que uso darle. Como el dibujar, al principio es una técnica que se pule con entusiasmo y esfuerzo y después encontrás la conexión entre tu esencia y eso que aprendiste y lo ponés en acción, siento que el propósito para todos es el mismo: aprender el amor hacia uno mismo y hacia el otro.
He tenido algunas experiencias fuera del cuerpo, por eso creo que es real. En 2 oportunidades pude cerrar los ojos y transportarme hacia dónde estaba alguien conocido y ver qué estaba haciendo o la ropa que tenia puesta, y al otro día hablar con esa persona y reirme al ver su cara pálida mientras le contaba :). La mayoría de las veces me sucede mientras duermo, hay cosas que me suceden hoy que las soñé hace más de 10 años, es como ir recibiendo de a poco piezas de un rompecabezas maravilloso!
Es cierto, a veces sucede y otras no, siento que tiene que ver con cómo uno esté internamente en ese momento, creo que cuando estás en un estado de paz es más favorable, a veces uno no está preparado para recibir el mensaje o sólo está jugando a hacer el "truquito" y eso hace que no suceda.
Eso que me contás de poder cruzar las paredes y otras no, es porque en el fondo todavía estás dudando de lo que está pasando, tu mente cotidiana no se lo cree y te hace tropezar, pero no te presiones de a poco se va a ir rindiendo.
Cuando salís del cuerpo volvés a tu estado natural y te encontrás con personas que conocés de siempre aunque nunca las hayas cruzado en esta vida, o viajas a lugares donde viviste en otras vidas, y esto no pasa para tener anécdotas copadas para contar, es para ayudarte a vos y a los demás, por eso implica responsabilidad y mucho amor.
Algo que podés intentar y que a mi me funciona, es dormirte con una pregunta o con un deseo importante para vos. No te desanimes si no pasa nada al principio, sé constante y vas a ver que un día vas a salir disparada como una flecha hacia eso.
Hay un libro muy lindo, quizás ya lo leiste, se llama Ilusiones y el autor es Richard Bach, para mí más que un libro es un amigo. Leélo o releélo, te va hacer buena compañia :)

Te dejo un beso grande

gustavo zuritz dijo...

Sabri te acabo de contestar, pero parece que se truló blogger con el chorizo que escribí :) y al darle publicar comentario me tiró un error.

Avisame si no te llegó y te lo reenvío!

Beso!

Sabrina dijo...

Gustavo! Mil gracias por contarme tu experiencia y/o reflexiones sobre el tema, me sirve mucho! Es que soy nuevita en esto de andar saliéndose del cuerpo ja! y lo de ayudar a otros, sí, lo leí por ahí, pero la verdad que no tengo idea de qué manera podría hacerlo, con lo confundida que ando yo...
En fin...
Besos y grazie mille!