jueves, 24 de mayo de 2012

Otro suceso inverosímil

Desperté a la madrugada. Todavía no salía el sol y mi cuarto estaba a oscuras. Intenté que volviera a pasar y pasó. En pocos minutos me vi flotando en el techo de mi cuarto. La forma en la que pude ver es totalmente distinta a la que conocemos. Por empezar, mi cuarto estaba a oscuras pero todo estaba iluminado y podía ver perfectamente. Además: vi mi cuerpo en la cama pero al mismo tiempo vi de frente a mi cuerpo (el que flotaba). En situación normal si el ambiente en donde nos encontramos está oscuro, nuestros ojos no nos sirven. No ven. Si estamos conversando con alguien vemos a la persona con la que conversamos pero no podemos vernos a nosotros mismos. Estos ojos veían de más. Había planeado de antemano intentar mantener la conciencia atenta pero ni bien me vi en el techo de mi cuarto lo olvidé. Salí por la ventana. Salí volando. Aunque suene increíble y nadie me crea. Afuera no era de día. Después me vi en una fila de gente, una puerta se estaba cerrando y salí justo. No sé qué más pasó. Lo siguiente que recuerdo es verme subiendo unas escaleras con otras personas. Una chica rubia me dijo que tenía un camisón viejo, como gastado y feo. Estaba llegando a donde iba y le pedí que se fuera. Ella no quería. Corrí hasta un baño y me escondí. Entró. Me buscó. Reía. Salí de mi escondite. Le dije a una pareja que vi "¡la conocí hace sólo dos horas y no para de perseguirme!"
Me desperté en mi cama. Pasé el día entero buscando una explicación coherente y racional. Aún no la encontré.

4 comentarios:

Gon dijo...

Interesante. Un beso.

Fernando Garriga dijo...

la explicacion es que no hay explicacion. se explican las cosas para conformar al cerebrito. y punto. saludos. Me divierte. A usted parece que le angustia. a mi me divierte

efa dijo...

mejor, entonces, buscar una explicación fantástica.
Salute

vintage1969 dijo...

Será que como dijo alguna vez Sábato, la razón no sirve para la existencia...