jueves, 12 de abril de 2012

***

-La verdad no sé si tengo/tuve suerte en el amor.
- ¿Cómo no vas a saber algo así?
- No lo sé. Creo que para mí siempre fue más importante querer (a que me quieran). Me interesa lo que siento yo. Y me resulta difícil relacionarme con otra persona.
- ¡Creo que me resulta imposible!
- Creo que no puedo relacionarme - de verdad- con nadie. Nunca.
- ¿Y qué se necesita para relacionarse - de verdad- con alguien?
- No se puede. Necesitás "ser" ése alguien.
¿o no?

***

¡Las relaciones no son relaciones! ¡Son sólo Ideas en la mente de las personas!

***

¿Y ahora cómo me duermo?

8 comentarios:

g. dijo...

¿durmió?

Diego dijo...

Qué tema. La última frase me recordó un texto que escribí

(http://instantesde.blogspot.com.ar/2009/04/faustine-la-invencion-de-mi.html)

y también, claro, el libro que sirvió de disparador: La invención de Morel, de Bioy (El prólogo de Borges es acertadísimo).

Beso.

Sabrina dijo...

como un ángel! jajajaja

Sabrina dijo...

Voy a buscar ése post,
Gracias!

César dijo...

Tener suerte? Depende del azar?

Saludos.

Tom dijo...

Me pasa igual, soy muy solitario y me encanta.

Gonzalo dijo...

Eh, borraste la entrada de Vale. Otra sugerencia para generar un sueño lucido:

Preguntate a cada rato "¿Es esto un sueño?" y no te desesperes para lograrlo. Si creas el habito en algun momento te lo vas a preguntar en un sueño.

La emoción interfiere, tiene que ser algo intencionado, no forzado.

Un beso.

Sabrina dijo...

Gracias Gon