miércoles, 14 de marzo de 2012

Problemas domésticos

O vivo sola lo que implica trabajar y pasar la mayor parte del tiempo en una oficina (con compañer@s y jef@ que antes de conocer ya sé que no me voy a bancar)
o
Como ahora, no trabajo y tengo un montón de tiempo libre, pero vivo con mi flia.

Hace un rato, hice acopio de voluntad y volví a incorporar la mitad del placard (repartido entre el piso, una silla y una de mis bibliotecas) al placard y también afiné el violín para empezar a estudiar hoy o mañana. En dos semanas ya empiezan las clases en el conservatorio.

Tengo una madre que no soporta el silencio. Sí o sí necesita tener la radio o la tv encendida (o las dos al mismo tiempo, por si cambia de ambiente) a volúmenes imposibles.
Nuestros cuartos son contiguos. Más o menos a esta hora está en el suyo con la tele a todo lo que da, hablando por teléfono a un volúmen todavía más alto que la televisión.
¿Cómo puedo estudiar aasíííí????
Todos los días cierro su puerta para escucharla a un volúmen más atenuado. Momentos después. Sale por cualquier motivo. Vuelve a dejarla abierta. Se la cierro nuevamente. Mira con cara de "qué insoportable sos".

Meee suu-pee-e-e-raaaaa...

Necesito estudiar violín lo más tranquila posible. Concentrarme en los sonidos, en la afinación, en la posición... no me banco escuchar "el graduado" de fondo y a ella hablando por teléfono con todas sus amigas!

Además. Hoy por la mañana estuvo limpiando y destruyó mi centro de operaciones.

13 comentarios:

Gonzalo dijo...

jajaja, mi mama no puede dormir sin la televisión PRENDIDA. Mi abuela igual.

Que decirte... es todo un dilema. De momento, aceptar a tu madre y todos sus ruidos es lo único que se me ocurre. Algo inventaras.

Un beso.

Tom dijo...

BUSCATE otro lugar para estudiar. Asi de facil, por que parezca imposible, es solo cuestion de hacerlo. Total, a ella no la vas a obligar...

Anónimo dijo...

Después de leer tus quejas de nena malcriada, se me ocurre una pregunta fundamental: alguna vez se te ocurrió pensar que la casa en la que vivís ES DE TU MADRE, Y NO TUYA? Y que por ende, las reglas las pone ella, y no vos? Pensalo...

Anónimo dijo...

Buen escritor Houellebecq, amargo y caústico como Celine. Leete Ampliación del campo de batalla y Las Partículas elementales. No se cuál es tu nivel literaria, pero Kafka es de lectura obligatoria: en especial, El Proceso y El Castillo.

Doctor Kaos dijo...

Qué mala onda la del anónimo, che...

Sabrina dijo...

jajajajjaja

Lucas Fulgi dijo...

No soportar el silencio y practicar violín no son cosas incociliables. ¿La música no le gusta?

Sabrina dijo...

Mi vieja no soporta el silencio!
A mí me encanta! y la música también.

olga dijo...

El anónimo ese, el de tercer comentario, es un pelotudo importante.
Es de esos infelices, entre los que se cuentan muchxs xadres, que creen que ser xadre consolida y cristaliza una relación con sus hijxs en la que estxs siempre son niñxs.
Y no. En un punto, aunque se empeñen en impedirlo y en negarlo y en no verlo, somos adultxs.
Y vivmos en un mundo de adultxs, pedazo de anónimo.
En ese mundo es muuuuuuuuuuuuuy difícil acceder a la vivienda independiente. Aun muchísimo más dificil es acceder a la vivienda propia (en una lógica en la cual las casas no se contruyen para vivir en ellas, sino como inversión, dicho sea de paso).

Y "tu madre" no pone las reglas, no puede ponerlas del modo arbitrario en que les ponen reglas a lxs niñxs.
A lxs adultxs no se le sponen reglas. Con lxs adultxs se consensúa.

Y repsecto de que la casa es de "tu madre"...
Eso ocurre porque vivimos en una sociedad que privilegia ciertos vínculos sobre otros. Cuando muere un cónyuge, lo hereda su viudx, y lxs hijxs seguimos esperando.
Eso es una mierda.

Pensalo vos, nabo, and keep on sucking...

Sabrina dijo...

Te amo Olga.

Doctor Kaos dijo...

Sí, Olga es simpática.

Lauro Digifico dijo...

Olga presidenta. Y Anónimo, aflojale un poco a las mayúsculas que te vas a desgarrar un músculo cap@...

Sabrina dijo...

jajajajajaj me muero de la risa