martes, 27 de marzo de 2012

Felipe y el violín

Soy en violín como Felipe a la hora de estudiar.
Siempre me resultó querible el personaje por sentirme identificada.
Felipe sentado en un banco del salón pensando en prestar atención toda la clase.
La clase terminaba y él había estado en otro lugar.
A mí me pasa con violín. Con la desgraciada diferencia que consiste en que
a Felipe la escuela no le interesaba y a mí el violín sí.

Esta semana empiezan las clases. Estudié ree poco y no puedo tocar más desafinado.
Me odio.

***

¿Por qué en lugar de escribir no estoy estudiando?
¿Ven que tengo razón?

8 comentarios:

Diego dijo...

Felipe es mi personaje predilecto de Mafalda. Una vez, no recuerdo qué otro personaje, le dijo que tenía cara de zapatilla. Hasta el día de hoy tengo esa imagen en mi cabeza.
Sañudos.

Gonzalo dijo...

Son hábitos. Examinalos y anda rompiendo. Vivís en piloto automático. Si rompes una parte del habito lo desarticulas todo.

Digocreomeparece.

Tom dijo...

Si es algo que te gusta deberías hacerlo por amor no por deber. Agarrá la madera, abrazala, senti sus curvas y divertite. dps estudia, no antes.

Lauro Digifico dijo...

Uno logra volverse todo un experto en boicotearse aquellas cosas que más ama en la vida. Igual no te odies, nos pasa a todos.

José A. García dijo...

¿Cuándo inventarán el estudio por ósmosis...?

Saludos

J.

g. dijo...

me parece que debe ser jodido machetearse en violín... Así que mejor a estudiar...

Daniel dijo...

Buena onda tu blog :)

WaitMan dijo...

Me parece que lo que te cuesta a vos es tener una obligación.
Deberías hacer un curso literario. Así, en lugar de escribir vas a querer tocar el violín.